PRP y alopecia

noviembre 12, 2016

El plasma rico en plaquetas (PRP) es una solución derivada autóloga de nuestra propia sangre, enriquecida y pro-activada para intensificar su fracción plaquetaria, responsable de los procesos de regeneración tisular gracias al reservorio de cytokinas y factores de crecimiento que poseé, siendo de especial eficacia en patologías del pie tales como fascitis plantares y talalgias y tendinosis, así como en casos de alopecia. Cuando las plaquetas son activadas in vivo e infiltradas en el lugar de la lesión, favorecen la activación de estos factores de regeneración tisular. Históricamente además, se han usado para la curación más rápida de heridas, en cirugía maxilofacial, traumatología, medicina deportiva y cirugía plástica. Recientemente esta solución se acaba de usar como tratamiento para la pérdida de pelo, a modo de foliculoneogénesis capilar, viéndose resultados estadísticamente significativos en los pacientes  en los que se les ha aplicado la solución de PRP inyectada con agujas de insulina en el cuero cabelludo.

enero 7, 2016

La fascitis plantar es un dolor típico en el pie que se está empezando a tratar con métodos alternativos como es el caso de la inyección de plasma rico en plaquetas. El propósito de este estudio fue calcular la seguridad de los resultados preliminares de las inyecciones del plasma rico en plaquetas (PRP) para el tratamiento de la fascitis plantar crónica. Se escogieron 14 pacientes con fascitis crónica recidivante para administrarles consecutivamente 3 inyecciones de PRP en la fascia plantar y se les siguió durante los 12 meses posteriores al tratamiento. Se usó la puntuación de Roles y Maudsley modificada y la escala analógica visual (VAS) para evaluar los resultados. A los 12 meses de seguimiento, los resultados fueron excelentes en 9 pacientes, buenos en dos, aceptables en dos y pobres en uno. La VAS para el dolor fue significativamente menor de 7.1 ± 1.1 antes del tratamiento a 1.9 ± 1.5 pasados los meses de seguimiento. En este estudio preliminar, no controlado y prospectivo, los resultados indican que el tratamiento de la fascitis plantar crónica con inyecciones de PRP es segura y tiene potencial par