Causas y soluciones para los uñeros

agosto 18, 2016

Presentamos las causas más típicas de aparición de los uñeros en deportistas y no deportistas, así como las soluciones más sencillas para prevenirlos y tratarlos.

diciembre 7, 2015

Las uñas encarnadas son muy típicas en la consulta diaria. Recientemente se ha publicado un estudio muy interesante a cerca de cuál es la influencia de la desviación de la falange distal del hallux (HIA) -en relación con los juanetes- y la producción de esta patología tan común como es la uña clavada del dedo gordo del pie. Se asociaron muchos factores de riesgo asociados al crecimiento clavado de las uñas. La presión interna de la falange proximal del hallux y del segundo dedo y la compresión externa de los zapatos se han propuesto como razón de la patología. Se estudiaron 165 sujetos (312 pies);  Se usó un sistema computerizado de radiografías para medir el HIA en ambos grupos. El ángulo fue considerado como la suma de tres angulos, oblicuidad, asimetría y desviación de la articulación. La media de HIA en el grupo de sujetos caso (pacientes con crecimiento clavado de la uña) fue significativamente más alto que el obtenido en el grupo control (17.39 ± 6.0° versus 13.47 ± 4.6°, p = .036). Un total de 73.71 y 46.79% presentaron un angulo igual o mayor de 13,47º en los casos del grupo de onicocriptosis, respe

noviembre 16, 2015

uña encarnadaLa retroniquia es un tipo de uña encarnada que representa un crecimiento interno proximal de la uña que ocurre cuando esta se incrusta hacia detrás en el borde proximal . Se sospecha cuando existe una paroniquia crónica, particularmente en el lugar de un traumatismo más o menos reciente. Los criterios clínicos importantes para el diagnóstico de las uñas encarnadas son la inflamación del borde proximal, tejido de granulación emergente de debajo del pliegue ungueal, engrosamiento de la porción proximal de la placa ungueal e interrupción del crecimiento de la uña. Las condiciones son raramente diagnosticadas y a menudo malinterpretadas, y es por tanto innecesario tratarla con antibióticos sistémicos y antifúngicos hasta que no se haya liberado la espícula clavada. El tratamiento conservador es una opción válida para los casos tempranos.